En su forma integral, sin refinar, los cereales pueden presumir de una composición equilibrada en proteínas, azúcares, grasas, y sales minerales, si bien se caracterizan principalmente por la presencia notable de almidón.

Contienen además varias vitaminas, entre las cuales se encuentran las del grupo B y la PP. Desgraciadamente, no obstante, una intención de perfeccionamiento malentendido, típica de nuestra civilización, en menos de un siglo ha cambiado la potencialidad inherente a estos alimentos. Se ha difundido cada vez más el hábito de refinar.

Maiz

Fuentes naturales de omega 3, Animales: el aceite de pescado azul o graso es uno de los más habituales (salmón, sardina, trucha, etc.) Vegetales: la soja o soya, las semillas calabaza, las semillas de sésamo, las nueces y las algas marinas.


Centeno Quinoa Cus Cus Trigo sarraceno

Trigo:

Muy rico en fibras previene el estreñimiento y ayuda a combatir el cáncer de colon, rico en fitosteroles previene el cáncer de mama, rico en germen ayuda a disminuir el colesterol y prevenir las enfermedades cardiovasculares

Maíz:

Su alto contenido en hidratos de carbono de fácil digestión, lo convierten en un alimento ideal para los niños y los deportistas, aconsejable en personas con deficiencia de Magnesio, su harina es idónea cuando existen problemas de alergia o intolerancia al gluten. Las sedas o estigmas de maíz son utilizadas como infusiones diuréticas, excelentes en la hipertensión, en la retención de líquidos o cuando queremos aumentar la producción de orina como en las infecciones urinarias. Su aporte en fibra, favorece la digestión y reduce el colesterol, el maíz nos ofrece el antioxidante Betacaroteno, muy recomendado en la prevención del cáncer, también nos ofrece vitaminas del grupo B, específicamente B1, B3 y B9, las cuales actúan ante el sistema nervioso.

Avena:

Nutricionalmente es uno de los cereales más completos, rico en proteínas de alto valor biológico, hidratos de carbono, grasas y gran número de vitaminas, minerales y fibra. Los hidratos de carbono son complejos, de lenta absorción, lo que permite contar con energía constante y moderada. Contiene fibra soluble, muy recomendada en el proceso del control de colesterol y azúcares. Tiene muy poca cantidad de sodio, por lo que lleva el descriptor de "Muy Bajo en Sodio", lo que reduce riesgo de hipertensión.

Centeno:

Tiene un alto contenido en sales minerales, recomendado en casos de hipertensión arterial, arterioesclerosis y problemas vasculares en general. Como buen depurador de la sangre, ayuda a bajar el colesterol alto, es rico en flúor, por ello se dice que es bueno para el blanqueamiento de los dientes y fortalecedor de uñas. Posee vitaminas A y del grupo B, hierro, ácido fólico, calcio y fósforo, además aporta ácido linoleico, se recomienda su consumo a las personas diabéticas, dado que reduce la absorción de azúcares su consumo resulta útil en aquellas personas que están siguiendo dietas para bajar de peso, puesto que aporta pocas calorías y además produce sensación de saciedad, es de fácil digestión y su sabor es agradable.

Cebada:

Es emoliente, reconstituyente, digestiva, diurética, desintoxicante, tónica, ligeramente vasoconstrictora, antiinflamatoria, laxante, alcalinizante, antiséptica, mineralizante y galactagoga (incrementa la producción láctea). Es un cereal muy digerible. Estimula el sistema neurovegetativo, siendo aconsejado como tónico nervioso y cardiaco. Útil tanto para el trabajo físico, como para la tarea intelectual.

Quinoa:

La Quinoa (Chenopodium quinoa) es un pseudocereal perteneciente a la subfamilia Chenopodioideae de las amarantáceas. La quinua posee un excepcional balance de proteínas, grasa, aceite y almidón, un alto grado de aminoácidos, entre los aminoácidos están la lisina (importante para el desarrollo del cerebro) y la arginina e histidina, básicos para el desarrollo humano durante la infancia. Igualmente es rica en metionina y cistina, en minerales como hierro, calcio y fósforo y vitaminas, mientras que es pobre en grasas, complementando de este modo a otros granos y/o legumbres como las vainitas. El promedio de proteínas en el grano es de 16%, pero puede contener hasta 23%. Esto es más del doble que cualquier otro cereal. El nivel de proteínas contenidas es muy cercano al porcentaje que dicta la FAO para la nutrición humana. La grasa contenida es de 4 a 9%, de los cuales la mitad contiene ácido linoleico, esencial para la dieta humana. También contiene un alto nivel de calcio, fósforo, hierro.

Cous-Cous:

El Cous cous es la sémola de trigo duro, mezclada y trabajada con harina y tamizada varias veces hasta obtener los granos de un tamaño característico. Destaca su elevado aporte de carbohidratos y de fibra, esta última en la variedad integral. Contiene alrededor de un 12% de proteínas y la grasa que aporta es insignificante (menos del 1%). En cuanto a las vitaminas y minerales, destacan las del grupo B y la vitamina E, el magnesio, el cinc y el hierro (de peor absorción que el procedente de alimentos de origen animal), en la versión integral.

Mijo:

Es una excelente alternativa a la pasta o el arroz. Su sabor, neutro, suave y lleno de matices, las propiedades del Mijo: Indicado en caso de anemia ferropénica, calambres musculares y embarazo, El mijo es uno de los cereales que más hierro y magnesio aportan. Por eso se recomienda en casos de debilidad física o psíquica. Resulta un excelente remedio para fortalecer la piel, el cabello, las uñas y los dientes.

Trigo Sarraceno:

El Trigo Sarraceno es "el rey de la proteína vegetal" debido a su alto contenido en proteínas (entre un 10 y un 13 %) y a su gran disponibilidad (se calcula que podemos asimilar el 70 %) A la vez es muy rico en el aminoácido Lisina (escaso en las proteínas vegetales) y en otros aminoácidos esenciales (arginina, metionina, treonina y valina), no contiene gluten y por ello es ideal en dietas para los celíacos.

Amaranto:

El grano de Amaranto, al igual que la quinoa, es considerado como un pseudocereal, ya que tiene propiedades similares a las de los cereales pero botánicamente no lo es aunque todo el mundo los ubica dentro de este grupo, La semilla tiene un alto contenido de proteínas, vitaminas y minerales que nos ayudan a crecer sanos y fuertes. Es por ello un alimento muy interesante para los niños. El Amaranto es ideal en Anemias y desnutrición ya que es un alimento rico en Hierro, proteínas, vitaminas y minerales.

Localízanos
Mapa

C/ Urbieta 49

20006 San Sebastián

Tel.: 943 11 00 10

C/Nagusia 2

Tolosa 20400

Tel.: 943 67 57 39

info@organic49.com